miércoles, 3 de junio de 2009

LA ENERGÍA DEL VACÍO

Me llegó, tiempo atrás, un escrito de la escritora holística uruguaya Graciela Flain que tiene como título "La Energía del Vacío". Como me parece interesante y actual su exposición, voy a reproducir gran parte del mismo.

*********

Según cálculos de cuánta LUZ hay a nuestro alrededor, según la Física Cuántica, el vacío está emitiendo en todo momento lo que podríamos llamar fotones de vacío... La intensidad de los fotones que provienen del vacío es cien veces la intensidad de luz de la superficie del Sol. Entonces, esto es algo como estar nadando en LUZ todo el tiempo. El espacio en que nos encontramos ahora mismo tiene más LUZ que la superficie del Sol. Y si no podemos ver esto con nuestros sentidos físicos, es porque han sido regulados para captar las diferencias, para notar sólo las manifestaciones de materia. Es así como esta inmensa LUZ, siempre presente, queda en el fondo, y no la vemos con nuestros ojos. Sin embargo, las personas que han alcanzado niveles vibracionales más elevados, han confesado universalmente ver enormes cantidades de luz blanca. Esa percepción que los místicos tienen de la luz blanca fue tomada por la antigua “Ciencia” como un desbalance químico raro en el cerebro de esas personas. Porque esos científicos no podían comprender que esta luz radiante sí está presente... Ahora podemos comprender que lo que estos místicos percibían es la manifestación de lo que sí existe. En los estados místicos, el sistema nervioso y los sentidos, están sintonizados de manera que se puede ver lo que aparentemente no está ahí.


Esta energía radiante siempre presente también nos puede ayudar a explicar otros fenómenos paranormales. Ahora se comprende en Parapsicología que la intención humana puede dirigir estos fotones de vacío; y que, si logramos sintonizarnos lo suficientemente, podemos, incluso, controlar estos fotones para que muevan materia. O sea, la telequinesia. También nos permite comprender cómo personas bien sintonizadas pueden servir de canal para curaciones a través de sus manos. De hecho, esas personas están dirigiendo conscientemente estos fotones de vacío de una manera que pueden ser aprovechados para curar. Pero la más importante implicación de esta nueva visión del espacio como un campo infinito es el que podamos despojarnos de todas nuestras falsas creencias. El principal obstáculo que tenemos para manifestar el Paraíso en la Tierra es, precisamente, la obstinada mente humana en la limitación y la escasez...


La Humanidad ha empezado, de nuevo, a depositar su fe en la verdadera Ciencia de estos días, la cual ha descubierto lo que la mente racional puede comprender. Es, entonces, enormemente significativo que la mente racional, por fin, a través de la nueva Ciencia, pueda reconocer que existe esta abundancia infinita. Esto nos trae una visión del potencial humano que ahora está absolutamente limitado. Estamos sintonizados con este campo de energía infinita pero ésta también contiene infinito “amor” y conciencia infinita. Todos los problemas del mundo son por la función de las creencias erróneas y pensamiento limitado. Se nos ha enseñado que vivimos en un mundo finito con recursos finitos, que no pueden alcanzar para todos. Y esto ha llegado a ser una realidad porque, lo que nosotros creemos, lo llegamos a manifestar. Si creemos en la escasez y en lo limitado de los recursos, entonces, el temor de la gente de que no hay suficiente va a provocar que guarden más; y, entonces, en realidad, va a haber escasez. Si la gente guarda y conserva para sí más de lo que necesita, hará una manifestación real de que no hay suficiente. El problema está en la conciencia humana. La escasez está en la conciencia humana, no en el Universo...


Creo que esta Ciencia de la Energía Punto Cero, de que el vacío está repleto de energía infinita, tiene como propósito liberar a la mente humana de la idea de limitación y de la escasez. Cuando logremos convencernos de que la abundancia es la realidad, ya no necesitaremos guardar más de lo que necesitamos, no tendremos que competir entonces, sino que nuestra tarea será el compartir esa abundancia de una manera amorosa y creativa; y esto cambiará la apariencia del mundo de una manera muy dramática, por su actual firme creencia en la escasez.


Ahora, si esta creencia en la escasez desapareciera, no habría nada que no pudiéramos manifestar. El solo hecho de que un centímetro cúbico contenga millones de millones de unidades de energía, más de lo que la raza humana pudiera llegar a necesitar, resultaría absolutamente ridículo hablar de escasez energética. Sin embargo, la mente humana es tan increíble que ha conseguido, en medio de esta abundancia, seguir creyendo en la escasez. Nos hemos desarrollado en un mundo en donde todos estamos esclavizados y obligados a trabajar tan, tan duramente para salir de la escasez...


Una vez que haya una masa crítica de humanos que comience a trabajar con esta nueva mente de abundancia, provocará una activación en la cual no necesitaremos trabajar casi nada para satisfacer nuestras necesidades de comida, vestido, etc.

Esta nueva Ciencia de la Energía Punto Cero, es importantísima para re-orientar a la Humanidad hacia una nueva tecnología que nos permita obtener energía eléctrica de una manera gratuita, limpia y libre de cualquier monopolio.

Mucha gente, cuando escucha sobre la energía Punto Cero, inmediatamente enfoca hacia las posibilidades tecnológicas y sus implicaciones. Si bien son evidentemente revolucionarias, estimo que esta revolución tecnológica es poca cosa comparada con la revolución espiritual que surge a partir de creer en la abundancia. Vencer la ilusión del miedo y la separación como especie es más revolucionario que salir con una nueva tecnología. Es importantísimo que comprendamos que lo que creemos de corazón se manifiesta en la realidad.

Podemos decir, entonces, que así como lo creemos, así aparece. El miedo crea sus propias justificaciones inmediatamente; pues, para que exista el miedo, es necesaria la creencia en otro separado. Pero si nos vemos como una continuidad de lo divino, no hay por qué temer. Desechar la creencia de la separación va a deshacer el fundamento del miedo. La Ciencia del Vacío nos demuestra que no hay separación, que todo es un continuo en un solo campo de radiación. De hecho, todas las manifestaciones materiales que percibimos con los sentidos no son otra cosa que un solo campo. Todo en la Tierra es un solo organismo vivo. La apariencia de gente separada, de objetos separados, es una ilusión de lo limitado de nuestros sentidos. Es, además, una función de nuestra limitada capacidad para sentir. Si pudiéramos abrir nuestra capacidad para sentir, comenzaríamos a sentir más allá de los objetos y personas separadas. De hecho, comenzaríamos a experimentar a este Ser que es todo el Universo vivo. Es como si ese Ser divino estuviera en un sueño, de que está con todos nosotros. Lo que está sucediendo es que los humanos estamos comenzando a despertar del sueño de la separación, y el fundamento del miedo se está desbaratando... La Energía Punto Cero, gran descubrimiento científico, nos ayuda a percibir nuestra unicidad.

Las estructuras políticas, sociales, etc., del mundo exterior del humano, son el reflejo de su estructura mental. Si queremos cambiar el estado actual de nuestro mundo, tenemos que cambiar primero nuestro pensamiento. Entonces, los cambios externos se sucederán automáticamente. La punta de lanza de nuestra evolución social y cultural es nuestra evolución espiritual. Trabajando nuestro interior, cambiaremos nuestro exterior de una manera natural. Así, comenzaremos a experimentar los efectos de ese campo de amor infinito. Esta nueva Ciencia lo que nos está demostrando es que toda materia y energía son formas cristalizadas de Amor. La LUZ es Amor cristalizado, y la Materia es LUZ cristalizada...

En el fondo, todo está hecho de amor, sólo que en diferente espacio o formas. De la misma manera que el vapor, el agua y el cielo son una misma cosa, el Amor, la Luz y la Materia, son la misma cosa. El Amor que se nos revela a sí mismo.

Para concluir, estoy inmensamente feliz de poder demostrar que, por fin, tenemos una Ciencia basada en el Amor, y que derrumbará todas esas falsas creencias de separación y limitación.


(Tomado de la web)