martes, 5 de mayo de 2009

AUTOSANACIÓN


Hay una meditación de auto sanación, simple pero poderosa, que puedes practicar cuando sientas la necesidad de fortalecer tu sistema inmunológico. Es especialmente eficaz si la utilizas cuando percibes los primeros síntomas de una enfermedad, pero también funciona con enfermedades que ya están instauradas si la usas con la suficiente frecuencia y concentración.
Asimismo, contrarrestará las alteraciones sufridas por tu campo energético a causa de cualquier negatividad. De todos modos, la práctica de la presencia en el cuerpo momento a momento no tiene sustituto posible, y si no se realiza, el efecto de la meditación sólo será temporal. Veamos los detalles prácticos.

Cuando tengas unos minutos libres, y especialmente por la noche antes de dormir y a primera hora de la mañana antes de levantarte, «inunda» tu cuerpo de conciencia. Cierra los ojos. Túmbate de espaldas. Ve llevando la atención, sucesivamente, a las distintas partes del cuerpo: manos, pies, brazos, piernas, abdomen, pecho, cabeza, etc. Siente la energía dentro de esas partes con toda la intensidad posible. Mantente en cada una de ellas durante quince segundos aproximadamente. A continuación, deja que tu atención recorra el cuerpo unas cuantas veces como una ola, de los pies a la cabeza y de la cabeza a los pies.
Con dedicar un minuto a esta parte es suficiente. A renglón seguido, siente la totalidad de tu cuerpo energético como un campo de energía unificado. Mantén la sensación durante unos minutos. Permanece intensamente presente durante ese tiempo, presente en cada célula de tu cuerpo. No te preocupes si tu mente consigue apartar tu atención del cuerpo ocasionalmente y te quedas perdido en algún pensamiento. En cuanto te des cuenta de que eso ha ocurrido, reorienta tu atención hacia el cuerpo interno.
Eckhart Tolle - Practicando el poder del Ahor
a

2 comentarios:

angelyna carrion dijo...

Desde el momento en que te levantas a la mañana, piensa en lo hermoso de la vida, en vivir con los que ama, disfruta de lo mucho que puede regalarte esa energía positiva del amor de los demás, de cambiar tus pensamientos a lo positivo en todo momento y lugar.
Acostúmbrate un poco cada día a darte cuenta que podrás lograr desarrollar en tu interior la paz y la tranquilidad de que podrás superar este momento. No todo depende de la medicina, porque la mejor medicina, la cura de una enfermedad está en nosotros mismos.
Solo busca tu espacio, tu lugar, solo tu sabrás donde buscar esa paz que te alimente de energía y puedas darte cuenta que no debemos temer al diagnostico, solo busca vivir con lo que te rodee y te alimente de esa medicina que necesitas.
Puedes comenzar con aprender a meditar, es muy importante, 3 o 4 veces al día. Busca a alguien que te enseñe a ingresar dentro de ti.
Podrás ver y notar en poco tiempo lo que lograra en ti, veras la vida de otra perspectiva. Yo estimulo a que se use un recurso de reprogramación consciente que ayuda y enseña a meditar, lo tengo porque me lo mandó mi padre desde Europa y realmente funciona, existe un vídeo que pueden encontrarlo en http://www.remediemos.com/salud12.htm ahí expresan dicha técnica que merece ser recomendada por su alta eficacia, espero dejar un buen aporte.

Zayra Vizcaya Briones dijo...

Hola Angelyna carrion, tu consejo me dio mi trabajo deseado, siempre estuve en empleos que no me satisfacían, pero leí el material que dices y lo comprobé, cambio todo dentro de mí, soy una nueva persona, gracias.